Noticias
El Cabildo de Gran Canaria culmina una serie de actuaciones en el yacimiento de Balos en las que han aparecido paneles inéditos y otros de los que se tenía noticia pero habían quedado sepultados con el paso del tiempo


La Consejería de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo de Gran Canaria acaba de ejecutar una serie de actuaciones de conservación, restauración y acondicionamiento del yacimiento de Los Letreros-Balos, en Agüimes, en una primera fase del proyecto para su musealización.

Para conocer las actuaciones que se han llevado a cabo en el yacimiento de Balos, el pasado viernes visitó la zona el consejero insular de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos, Larry Álvarez Cardero, acompañado por el alcalde de Agüimes, Antonio Morales Méndez, y los consejeros insulares de Medio Ambiente y Emergencias y de Agricultura, Ganadería, Pesca, Patrimonio y Aguas, María del Mar Arévalo Araya y Francisco Santana Melián, respectivamente.

En total se han invertido 48.000 euros para garantizar la integridad y mejorar las instalaciones de este conjunto arqueológico, uno de los más importantes de Canarias por la calidad y abundancia de sus grabados rupestres.

La intervención, que sólo ha durado unos meses,  ha incluido una campaña de excavaciones que ha permitido el hallazgo de paneles inéditos y de otros ya citados por el profesor Beltrán en los años cincuenta del siglo pasado, pero que habían quedado sepultados con el paso del tiempo.  Separado del muy estudiado macizo rocoso, ha aparecido, además, un gran bloque de piedra que, a modo de estela, presenta varias hileras de grabados alfabéticos.   

Asimismo, el Cabildo ha impulsado trabajos de conservación-restauración encaminados a garantizar la integridad de los grabados, alterados por causas naturales pero también por la mano del hombre. Dichos trabajos han servido para reforzar algunos bloques que presentaban desprendimientos parciales, así como para eliminar pinturas recientes.

Paralelamente, y junto a otros trabajos complementarios, se han realizado pruebas en rocas sin grabados y se ha eliminado el musgo que cubría algunos sectores.

Por último, se han llevado a cabo acciones de acondicionamiento: se ha limpiado la cara interior de la valla que rodea el yacimiento, lo que facilita la contemplación de los grabados y el tránsito por el complejo; se ha abierto una nueva puerta y mejorado las entradas ya existentes, así como varios tramos de muro, las escaleras de la parte alta del macizo y los sistemas para la evacuación del agua desde el interior.

En ese sentido, cabe destacar el trabajo llevado a cabo en los alrededores por personal de la Consejería de Medio Ambiente y Emergencias. Además, se han mantenido reuniones con el Ayuntamiento de Agüimes y el Consejo Insular de Aguas al objeto de construir un pequeño paso por medio del cauce del barranco para reducir el impacto de las avenidas.

Ubicada en las inmediaciones del cauce medio del Barranco de Balos, y dentro del Monumento Natural Roque Aguayro, la Zona Arqueológica de Los Letreros-Balos representa el conjunto de manifestaciones rupestres al aire libre más extenso e importante de Canarias, no en vano, fue declarado BIC en 1973.

Aunque citados indirectamente en diversos documentos de los siglos XVII y XVIII, sus grabados fueron descubiertos por la ciencia en el siglo XIX, pero aún hoy siguen deparando sorpresas.

 

Agüimes, lunes 4 de marzo de 2013